domingo, 4 de octubre de 2020

Calamares a la romana

Uno de los platos más típicos y populares de la cocina mediterránea son los calamares a la romana. Se trata de una receta sencilla y fácil de preparar, siendo su base de elaboración los calamares fritos rebozados, también llamadas rabas.

En algunos lugares de España se sirven como aperitivos, lo que se denominan tapas. Se suelen servir junto a un gajo o rodaja de limón para ser exprimido sobre la ración, si el consumidor así lo prefiere.

En otros países se acompañan con algún tipo de salsas. Por esta zona nos gusta acompañarlo con papas fritas y alguna salsa de ali oli como plato único.

Calamares a la Romana

Ingredientes:
- 1000 gr. de calamar entero
- 3 dientes de ajos
- 3 huevos
- Perejil
-100 gr. de harina
- Sal y pimienta.
-Aceite de oliva

Elaboración;
Primero limpiaremos en calamar, para ello agarramos el cuerpo del calamar con una mano y con la otra mano tiramos de la cabeza y los tentáculos en dirección contraria. Cortamos por encima de los ojos del calamar y nos quedamos con los tentáculos. Tiramos las tripas, pero podemos conservar la tinta de calamar, separándolas cuidadosamente, para otras elaboraciones. Le quitaremos la boca del calamar y desechamos. Le quitamos las aletas del calamar tirando hacia afuera, retiramos la piel de las aletas y a continuación la piel que recubre el calamar. Extraemos la vaina transparente del interior. Le damos la vuelta al calamar introduciendo el dedo por la parte trasera hacia el interior, de modo que la parte de fuera quede hacia adentro y la de dentro quede hacia afuera. Haremos esto para limpiar el interior del calamar de alguna víscera o pellejo que se haya quedado adherida. Enjuagamos bien y volvemos a darle la vuelta. Ya tenemos el calamar limpio.

El siguiente paso será cortar el calamar en rodajas de un centímetro aproximadamente. Ponemos agua a hervir con un poco de sal. Cuando haya alcanzado el punto de ebullición introducimos el calamar troceado para escaldarlo. Una vez haya vuelto a hervir, quitamos del fuego, quitamos el agua y reservamos el calamar.

En un vaso de túrmix trituramos los ajos, los huevos, la harina, perejil, sal y pimienta, hasta quede una masa algo densa.

Calentamos bien el aceite  (160º aproximadamente). 

Ponemos la masa de huevos y harina en un bol, introducimos los calamares escaldados previamente y mezclamos bien para que se impregnen bien.

Freír los calamares por tandas no meterlos todos juntos porque se pegarán unos a otros y se quedarán unidos, si tienes freidora será mucho más fácil.

Dejamos dorar los calamares por ambos lados unos dos o tres minutos, retiramos del fuego y dejamos sobre papel absorbente para que absorba el aceite sobrante.

Servir como picoteo, con ensalada, con papas fritas o como queráis, acompañarlo de salsa de alioli o alguna salsa picante. En esta ocasión, en vez de ponerles limón, los he servido con sal de limón.

Calamares a la Romana
Calamares a la Romana

domingo, 27 de septiembre de 2020

Meriendas

 No sabía bien como dar título a esta entrada, porque no sólo está compuesta por sándwiches, sino que lo componen otros elementos dando lugar a una bandeja con mucho colorido y diferentes sabores.

Se me ocurrió hace unos días esta manera de asajar a los invitados en una merienda o tertulia, haciendo una composición dulce y salada, con combinación de fruta fresca, quesos, sándwiches y galletas, en definitiva una manera de compartir una grata velada.

Meriendas

domingo, 6 de septiembre de 2020

Postre de galletas y piña

Después de mucho tiempo sin publicar, volvemos con una receta tradicional de la cocina canaria, es un postre rápido de preparar, con muy pocos ingredientes y muy socorrida.

En las mesas canarias es muy popular elaborar este postre con café, pero reconozco que me gusta mucho hacer variaciones, ponerle frutas, frutos secos, chocolate,...etc., siempre manteniendo sus tres ingredientes principales.

Uno de sus ingredientes principales es la nata Ello Ermol. Esta nata es una nata de origen vegetal que se fabrica en Grecia, pero se comercializa en Canarias desde hace mucho tiempo en latas de 250gr. con abre fácil, siendo la nata de montar por excelencia en esta comunidad. Su textura es extremadamente suave con un ligero toque a vainilla, se monta rápido y fácil, coge mucho cuerpo y una vez montada no se baja,  por lo que se usa también para coberturas de tartas. Al igual que otras natas es recomendable que esté muy fría, manteniéndola en la nevera como mínimo 3 o 4 horas antes de usarla. 

Si no consigues esta maravillosa nata, no te preocupes, con la nata que usas habitualmente, un poco de vainilla, podrás hacer este postre.


Postre de galletas y piña (postre tradicional)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly