lunes, 7 de marzo de 2011

Salsa de arándanos

La primera vez que oí hablar de esta salsa me pareció un poco rara. Es otra de las recetas que hicimos en el curso pasado para acompañar un solomillo Wellington. Pensé que nunca más la volvería a repetir, pero cuál fue mi sorpresa que cuando la probaron en casa se quedaron encantados con ella. Así que la volví a repetir, esta vez para más comensales, algunos de ellos un poco reacios a las combinaciones y me volví a sorprender por el resultado. He de decirles que fue un éxito.




Ingredientes:
- 1 puerro
- 1 cebolla
- 1 cucharita (de café) de comino molido
- 3 cucharadas de mermelada de arándanos (se puede variar según el gusto)
- sal y pimienta blanca
- 1 cucharada de mantequilla
- 1 cucharita de orégano
- Caldo de carne (demiglasé o rabo de buey) 2 cucharadas grandes
- 300ml. de agua

Preparación: Lo primero que hacemos es mezclar el caldo de carne con el agua fría. Una vez mezclado lo ponemos a entibiar.

Por otro lado ponemos en una sartén la mantequilla y dejamos que se disuelva bien. Le añadimos el puerro y la cebolla cortado en brunoise. Dejamos pochar bien. (Si se llegara a secar le podemos poner un poquito de caldo que tenemos reservado). Una vez pochado, le añadimos el orégano y lo trituramos para que quede una mezcla suave y sin tropezones.

Volvemos a llevarlo a la sartén. Le añadimos el comino y la mermelada de arándanos. Rectificamos con sal y pimienta. Empezamos a echarle el caldo de carne, poco a poco, removiendo la mezcla, de este modo se irá espesando.

Mantenerla tibia hasta el momento de servirla.

Imprimir
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly