viernes, 6 de mayo de 2011

Papas arrugadas

La variedad canaria de este tubérculo, de origen latinoamericano, no tiene nada que ver con la papa que se come en el resto de Europa. En las islas existen variedades de papa que son pequeñas, redondas y muy sabrosas y cuyo uso es muy común en la gastronomía tradicional.
La azucena negra, la negra yema de huevo, la papa bonita en todas sus variedades, la torrenta o la borralla son solo algunas de las muchas variedades de papas autóctonas que se cultivan en Tenerife y que son tan demandadas por los más afamados gastrónomos de la alta cocina española.
La que muestro a continuación es la bonita, de cosecha propia.

Ingredientes:
  • 1 kg. De papas
  • 250 gr. De sal gruesa
  • agua

Preparación:
Lavar bien las papas y ponerlas en un caldero.
Cubrirlas con agua y ponerles sal. (La cantidad de sal es hasta la cuarta parte del peso de las papas).
Se llevan al fuego y se dejan hervir lentamente durante veinte o treinta minutos. Para saber si ya están cocinadas se pueden pinchar con un tenedor.
Una vez cocinadas se escurre el agua y se lleva otra vez al fuego, removiendo para que no se quemen, para que terminen de arrugarse.
Se pueden acompañar con mojo picón, mojo verde o rojo, con carnes y pescados.


En algunas casas, cuando la papa ya lleva tiempo y su piel empieza a estar rugosa, se suele introducir un limón partido a la mitad dentro del agua dónde se cocina la papa.


Imprimir
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly