viernes, 9 de septiembre de 2011

Crema de yogur con salsa de frutas

 Como podéis ver me gustan mucho los postres fáciles y rápidos. Este que he hecho hoy es muy sencillo y se prepara en poco más de media hora, además es apto para dietas ya que sólo tiene 120 calorías. También para los que lo prefieran, pueden utilizar frutas naturales, sustituir las fresas por peras o mandarinas y para los que les guste un toque de alcohol, podemos añadir a la crema de queso una cucharita de ron o de jerez, veréis que saborcito.
Para comerlo, en casa, lo hemos mezclado todo, para que se integraran todos los ingredientes y no os imagináis qué rico. Vamos con la receta que ya va siendo hora.

 Ingredientes:
-4 yogures griegos naturales
-200 gr. de queso fresco cremoso
-4 cucharadas de miel
-200 gr. de fresas (en este caso congeladas)
-200 gr. de mango
-2 cucharadas de zumo de limón

Para adornar:
-hojas de menta fresca
-rodajitas de fresa y de mango

Preparación:

Lo primero que haremos es preparar la crema. Trabajaremos el queso en una ondilla con la ayuda de una cuchara de madera. Para que quede cremoso no usaremos la batidora, mejor es batir a mano. Una vez tenemos el queso batido, iremos añadiendo el yogur poco a poco, seguiremos batiendo hasta que obtengamos una mezcla suave. Tapamos el cuenco que hemos empleado con papel film y lo metemos en la nevera durante cuatro horas para que se enfríe.

Mientras se enfría la crema, preparamos las dos salsas de frutas. Para ello descongelaremos las fresas, pelamos el mango y lo troceamos. Pasamos por la batidora cada una de las frutas, por separado, con una cucharada de zumo de limón (por cada salsa). Trituramos hasta obtener dos salsas cremosas y homogéneas.

Ahora cogeremos unos vasos y repartimos una cucharada de miel en el fondo de cada uno. Rellenamos a cucharadas con la crema de yogur sin llegar al borde, debemos dejar algo más de un centímetro para luego añadir la salsa de frutas y terminar de llenar el vaso. (Pondremos dos vasos con fresas y dos vasos con mango).

Para terminar le podemos dar un toque especial con unas rodajitas finas de mango y de fresas y unas hojas de menta. Si sobra algo de las salsas podemos servirlas en unos cuencos aparte para que una vez estemos degustando este riquisimo postre, le podemos dar más sabor a frutas.








La miel que utilicé para el vaso de mango es miel de palma, por eso es más oscura.


Imprimir
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly