domingo, 16 de octubre de 2011

Viejas guisadas

La Vieja es un pez autóctono de Canarias. La gran variedad de pescados que podemos encontrar en las islas se debe fundamentalmente a la riqueza de los fondos marinos y a la diversidad de zonas profundas, arenosas, etc. que configuran el archipiélago.  Este pescado habita sobre fondos rocosos con vegetación y, también, en cebadales.
La vieja en un pez de cuerpo alargado, con cola redondeada y escamas grandes. Posee una característica boca en forma de “pico de loro”, la cual le permite tritura sus presas (cangrejos u otros invertebrados).
Se puede diferenciar su sexo por su color, las hembras son de color rojizo con tonos amarillos-grisáceos, mientras que el macho es de color gris. La hembra siempre es algo más pequeña que el macho. Se reproducen de junio a octubre
La vieja es uno de nuestros peces más emblemáticos y a la vez más apreciados por su valor gastronómico. Es un pescado blanco con una exquisita textura y un sabor que según dicen, se asemeja al marisco,  además tienen  un gran valor proteínico.   Se puede consumir y preparar hervida, frita o jareada, y con ella se pueden preparar pastel de pescado, encebollados y salmorejos. 


Después de esta introducción les cuento que hace dos fines de semana mi hijo y unos amigos se fueron de pesca, después de haber cogido una buena carnada de cangrejos, para la pesca exclusiva de este pescado y esta foto que véis es parte de lo que pescaron. Asi que esta receta que les voy a dejar es fresca, fresca, del mar a la mesa.




 Ingredientes:
 -6 viejas frescas
-1 cebolla grande
-2 tomates
-1/2 cabeza de ajos
-perejil
-1 copita de aceite de oliva
-sal y pimienta

Preparación:
La preparación es muy fácil. Limpiamos el pescado de tripas y lo dejamos con las escamas. Llenamos un caldero de agua dónde quepa el pescado. Pelamos la cebolla y los ajos. Cortamos la cebolla en cuatro trozos al igual que los tomates, los ajos los dejamos enteros y lo añadimos al agua. Le incorporamos el perejil y dejamos llevar a ebullición. Introducimos el pescado, salpimentamos  y dejamos cocinar durante quince minutos a fuego lento.


 Para servirlo le escurrimos el agua, lo depositamos en el plato y le echamos un poco de aceite de oliva (le podemos picar un poco de pimienta verde). Para comerlo basta con retirar las escamas con ayuda del tenedor, barriendo desde la cabeza a la cola lo que dejará a la vista la textura de este exquisito pescado.





Imprimir

Imprimir
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly