miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tiramisú con crujiente de café

Muchas veces recurro a este postre por su sencillez, sabor y textura. Desde que me pasaron la receta, hace ya muchos años, siempre que tengo ocasión lo preparo. Es uno de los preferidos en casa y lo he hecho de diferentes formas, he hecho tartas, postres individuales, charlotas o como esta vez, mini tartas, más fáciles de transportar y más coquetas. Este es uno de los postres que más me suelen pedir para Navidad porque nunca falla y a todos gusta.
Cada uno tiene su forma de prepararlo, algunas veces, en vez de usar el mascarpone utilizo el queso philadelfia y la verdad que no hay mucha diferencia. Otras veces he utilizado el bizcocho ligero con aroma de almendras bañado con licor y café.........pero como siempre digo, la cocina es pura imaginación y con los ingredientes bases podemos dar rienda suelta a cualquier idea.


Ingredientes:
- 1 terrina de queso mascarpone (lo podemos sustituir por philadelfia)
- 1 paquete de bizcochos blandos de soletillas ( sin azúcar)
- 250 gr. de nata para montar
- 6 cucharadas de azúcar
- 150 ml. de café fuerte
- 3 yemas de huevo
- 1 copita de licor tipo amareto (opcional)
- Chocolate en polvo.
Para el crujiente de café:
-60gr. de azúcar glass
-60gr. de harina
-45gr. de claras de huevo
-3 gr. de café soluble
-90gr. de almíbar (yo lo hice con naranja, canela, azúcar y agua y lo tenía envasado)

 Preparación:
Hacer el café y reservar hasta que se enfríe. Verterle la copita de licor.
En un recipiente batir las yemas junto con el azúcar hasta que blanqueen (es decir hasta que incremente de volumen y quede una crema clara). Añadimos el queso y luego la nata. Segioremos batiendo hasta que la crema espese ligeramente.
Forramos bien el fondo del recipiente donde serviremos el postre con los bizcochos que previamente habremos mojado ligeramente en el café con licor. Encima de los bizcochos pondremos la mitad de la crema y a continuación cernimos el chocolate en toda la superfice (nos ayudaremos con un colador para esparcir el chocolate en forma de lluvia). Repetimos la operación: Bizcocho, crema y chocolate. Ahora lo dejamos en la nevera hasta que lo vayamos a servir.

Preparamos ahora el crujiente. Mezclamos todos los ingredientes juntos hasta conseguir una mezcla homogénea. Introducimos la mezcla en una manga pastelera, en la que pondremos una boquilla fina. Introducimos en la nevera la manga durante 8 minutos. Mientras precalentamos el horno a 180º.
Forramos la bandeja del horno en papel vegetal y pasado el tiempo de frio sacamos la manga pastelera de la nevera y dibujamos trazos o figuras sobre el papel. Introducimos al horno durante 5 minutos. Una vez que pasa el tiempo de cocción, con mucho cuidado porque os quemaréis, separamos el crujiente del papel y aún caliente le damos la forma que deseamos para luego ir decorando el tiramisú. La verdad que parece más complicado de lo que es y el resultado queda bastante atractivo.





*Aquí les dejo unas fotos del tiramisú en charlota que le hice hace ya unos años a mi hijo el pequeño en su cumpleaños, así también podréis ver los bizcochos que yo uso, que son los que forman la charlota:



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly