martes, 1 de mayo de 2012

Galletas agrietadas en blanco y negro

Para empezar el mes de Mayo he traído unas galletas crujientes que se convierten en un bocado delicioso para cualquier momento del día. Hacer galletas en casa no tienen demasiadas complicaciones por eso no te puedes resistir a probar estas galletas con chocolate, que hará del momento en que las degustes, un momento especial.

En casa no se pudieron resistir a su aroma y quisieron probarlas casi recién sacadas del horno, pero a medida que se iban enfriando su sabor se realzaba aún más, yo diría que a los dos días estaban aún mejor, no puedo dar mas información sobre días posteriores ya que no superaron los tres días.

Con los ingredientes que les pongo saldrán aproximadamente unas 60 galletas. Les aconsejo que una vez colocadas en el horno las separen más de 2cm unas de otras, ya que una vez empiezan a hornearse crecerán bastante. Espero les guste tanto como nos ha gustado en casa.


Ingredientes:
-125gr. de mantequilla a temperatura ambiente y cortada en dados
-370gr. de azúcar moreno
-1 cucharita de escencia de vainilla
-2 huevos (tamaño L)
-60 gr. de chocolate negro derretido
-80 ml. de leche
-340gr. de harina simple
-2 cucharadas de chocolate en polvo
-2 cucharaditas de levadura en polvo (impulsor)
-1/4 de cucharita de especias: canela, jengibre, clavo molido
-85 gr. de nueces picadas
-1 pellizco de sal
-Azúcar glass para decorar

Preparación:
Primero preparamos la masa porque habrá que dejarla reposar como mínimo tres horas, aunque yo la dejé de un día para otro tapada en papel film.

Batimos la mantequilla con el azúcar y la vainilla hasta que la mezcla resulte ligera y cremosa. Incorporamos los huevos de uno en uno, dejando que se integre bien el primero en la masa antes de incorporar el segundo. Agregamos el chocolate fundido y la leche a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina junto con el cacao, la levadura  y la sal, sobre la mezcla de mantequilla, mezclamos bien hasta conseguir una masa homogénea. Por último pondremos las nueces y las especias, seguiremos mezclando un poco más para integrar estos últimos ingredientes. Ponemos la masa en un bol, tapamos como hemos dicho al principio y dejamos en la nevera.

Cuando las vayamos a preparar, engrasaremos ligeramente la bandeja de horno y precalentamos el horno a 180º.

Cogemos la mezcla y formamos bolitas del tamaño de un tomate cherry, para que os hagáis una idea, lo rebosamos con el azúcar glass.

Las colocamos sobre la bandeja que habíamos engrasado y las horneamos durante 20 ó 25 minutos. Pasado ese tiempo las dejamos enfriar en la misma bandeja durante 3 ó 4 minutos y luego las dejamos terminar de enfriar en una rejilla.

Las galletas deben estar ligeramente blandas cuando se sacan del horno y a medida que se enfrían se volverán crujientes.








Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly