domingo, 10 de junio de 2012

Tarta de queso y piña

Me encantan las tartas de queso. Son tartas muy versátiles, soportan cualquier fruta que queramos añadirle y como resultado obtenemos una tarta fresca con textura suave y ligera. Este tipo de tarta vienen muy bien para épocas de calor o bien como colofón a una comida copiosa pues son bastante refrescantes.

A principios de este mes tocó recoger parte de la cosecha, solemos reunirnos la familia y amigos, para después de la recogida de papas, hacemos una comida y así podemos degustar las papas recién cogidas. Por eso, como postre llevé esta tarta para probarla después de un día duro de trabajo. Vamos con la receta.


Ingredientes:
Para la base:
-200 gr. de galletas tipo digestive
-160 gr. de mantequilla fundida

Para la crema:
-250 gr. de queso cremoso (tipo philadelphia)
-200 gr. de leche condensada
-200 gr. de yogur de limón
-2 cucharadas de gelatina neutra
-60 ml. de agua fría
-425 gr. de piña en lata, troceada y escurrida de su jugo
-2 cucharadas de ralladura de limón
-50 ml. de zumo de limón

Preparación:
Para empezar cogeremos un molde de 20cm. desmontable redondo y lo pintamos bien con mantequilla fundida o aceite.
Luego trituramos las galletas con ayuda de una batidora durante quince segundos o hasta que estén bien desmigadas. Ablandamos la mantequilla y se la añadimos a las galletas trituradas. Mezclamos los dos ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea. Ponemos la mezcla en el molde apretando contra la base y las paredes, alisamos la superficie con el fondo de un vaso. La dejamos en la nevera mientras preparamos el relleno.

Preparamos el relleno batiendo el queso con ayuda de la batidora de varillas, hasta que quede ligero y cremoso. Agregamos poco a poco la leche condensada y el yogur. Continuamos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
Ponemos un cazo con agua al fuego para hacer un baño maría. En otro caso disolvemos la gelatina en el agua fría y la llevamos al baño maría hasta que se disuelva totalmente. Retiramos del fuego y dejamos templar. Le añadimos a la gelatina el zumo del limón y la ralladura.
Añadimos la piña a la mezcla del queso y la gelatina con el limón, batimos suavemente hasta incorporar bien todos los ingredientes.
Vertemos la mezcla en el molde sobre las galletas, alisamos la superficie y lo dejamos en la nevera durante cuatro horas mínimo o bien de un día para otro, hasta que la tarta cuaje totalmente.

Para decorarla lo he hecho con nata montada de 35,1% de materia grasa y con trocitos de piña confitada. (dos piñas en rodajas puesta en una sartén con dos cucharadas de azúcar moreno, removemos al principio y dejamos que se caramelice lentamente)




Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly