viernes, 14 de septiembre de 2012

Guacamole

Os imagináis una tarde con amigos, unas tapitas, bebidas refrescantes y una salsa guacamole con nachos.... Pues eso es lo que hicimos hoy en casa porque hace unos días, fuimos a coger aguacates y tenía tantos que los aproveché en esta salsa y también en ensaladas.
Siempre había comprado la salsa hecha pero no hay nada mejor que una salsa casera, hecha en casa. Su sabor se realza y se puede preparar en un momento. Así que vamos con la receta a ver si les gusta como la preparamos en esta ocasión.


Ingredientes:
-3 aguacates maduros
-1 tomate pequeño maduro
-1 ó 2 chiles rojos picados finamente
-1 cebolla roja pequeña, picada finamente
-1 cucharada de cilantro fresco
-1 cucharada de zumo de lima
-2 cucharadas de nata agria
-2 gotas de salsa Tabasco

Preparación:
Para que el aguacate no se oxide, primero preparamos los demás ingredientes. Empezamos cortando el tomate por la mitad a lo ancho y lo vaciamos de sus semillas, las deshechamos. Cortamos la pulpa en dados muy pequeñitos. (También le podemos quitar la piel si se desea)
Le añadimos el chile, la cebolla, el cilantro, el zumo de lima y la nata agria. Cuando ya tengamos todos estos ingredientes mezclados, cortamos los aguacates por la mitad y deshechamos la piel y el hueso. Los picamos gruesos y trituramos con un tenedor.
Mezclamos el aguacate con los anteriores ingredientes. Sazonamos con un poco de pimienta negra recién molida y las gotas de tabasco.
Una vez tengamos bien integrados todos los ingredientes servimos de inmediato o bien cubrimos con film transparente y lo dejamos en la nevera como máximo dos horas. Antes de consumirlo lo retiramos 30 minutos antes para servirlo a temperatura ambiente.
No dejarlo más de este tiempo porque se oxida.

¡A comer!







Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly