viernes, 1 de noviembre de 2013

Moussaka o Musaca

La musaca es un plato tradicional de los Balcanes y el Medio Oriente, hecho a base de berenjenas. La versión griega, que es la más conocida internacionalmente, consiste en capas de carne picada de cordero y rebanadas de berenjena, recubierto de una salsa blanca y horneado.

En la receta griega común (de 3 capas), la capa inferior consiste de rebanadas de berenjena sofritas en aceite de oliva, la de en medio es de cordero cocido con tomates machacados y la superior es de bechamel.

Existen variaciones en la receta básica, a veces sin salsa, a veces con otros vegetales. La más común en Grecia puede incluir calabacines, patatas o champiñones además de berenjena. Incluso hay una versión para Cuaresma en el recetario de Tselementes que omite la carne y las salsas, basándose sólo en vegetales, tomates y migajas de pan.

La musaca es un poco laboriosa de realizar, pero haciéndola ordenadamente veréis que no es complicada y además cundirá bastante.

mousaka 3


Ingredientes:
-3 papas grandes
-2 berenjenas grandes

Salsa de tomate:
-2 tomates,
-1 diente de ajo
-1/2 cucharadita de azúcar
-aceite de oliva
-1/2 cucharadita de romero seco
-1/2 cucharadita de tomillo seco
-sal y pimienta.

Para la bechamel:
-90 gr. de mantequilla
-90 gr. de harina
-sal y pimienta blanca
-nuez moscada

Para el relleno:
-700 gr. de carne picada de cordero o ternera
-1 cebolla grande
-2 dientes de ajos
-1/2 vaso (125ml aprox.) de vino blanco
-aceite de oliva
-1/2 cucharadita de canela molida
-3 hojas de menta fresca
-sal y pimienta.

Preparación:
Primero cortaremos la berenjenas, le quitaremos los extremos y la cortaremos a lo largo en trozos de un centímetro, luego las ponemos en una bandeja  para cubrirlas con abundante sal, para que vaya soltando el exceso de agua y no queden tan amargas. Las dejaremos 40 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo las lavamos bien y las secamos. Reservamos.

Por otro lado pelamos las papas y las cortamos en rodajas de un centímetro. Pondremos aceite abundante en una sartén y sofreímos las papas hasta que estén ligeramente doradas. Las retiramos y las depositamos en un papel absorbente para que absorba la grasa. En esta misma aceite sofreímos las berenjenas. Procedemos de igual manera que hemos hechos con las papas. Reservamos

Para la salsa de tomate pelamos los tomates y los troceamos muy pequeños . Pondremos una sartén con aceite que cubra ligeramente el fondo e introducimos los tomates, le añadimos el ajo bien machacado, lo salpimentamos, añadimos un poco de azúcar para que no nos quede ácido, seguimos con el romero y el tomillo dejamos a fuego medio hasta que reduzca. Una vez reducido los trituramos y reservamos.

Lo siguiente que haremos es el relleno. Pelamos una cebolla y la picamos muy pequeña junto con los ajos y la dejaremos pochar. Le añadimos la carne y le vamos dando vuelta para integrarla bien con la cebolla y vaya cambiando de color. Le añadimos el vino blanco y lo dejamos cocinar a fuego bajo durante veinte minutos aproximadamente. Por último le añadimos la salsa de tomate que habíamos reservado, le añadimos la menta picada finamente, la canela, la sal y la pimienta. Removemos bien y dejamos unos minutos más. Retiramos del fuego y dejamos templar.

Para hacer la bechamel te dejo los pasos aquí.: Salsa de bechamel

Ponemos a precalentar el horno a  180º

Ya tenemos todos los ingredientes preparados y cocinados, así que ahora montaremos la musaca. Para ello untamos un molde apto para el horno con un poquito de aceite de oliva. Cubrimos todo el fondo con las papas, encima de las papas pondremos las berenjenas (deben cubrir toda la superficie de papas). Luego cubrimos las berenjenas con la carne, encima de la carne volveremos a cubrir con berenjena y terminamos con carne. Vertemos toda la bechamel por toda la superficie. En este punto yo le añadí un poco de queso rallado también pero la receta original no lo lleva. Introducimos la bandeja en el horno a media altura, calor arriba y abajo y lo dejamos cocinar durante veinte minutos. Pasado este tiempo pasamos el horno al gratinador y lo dejamos cinco minutos más.

Hemos terminado con la elaboración de la musaca y ahora toca degustarla. Como veis es larga y laboriosa pero vale la pena hacerla por su combinación de sabores,se consiguen unos toques realmente sabrosos. Así que no dejéis de probarla, aunque sea solo una vez.

mousaka
mousaka 1
mousaka 2



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly