sábado, 7 de diciembre de 2013

Roscos de vino

Valla semanita que llevo, con tantas inundaciones, todas concentradas en la misma zona y la Empresa donde trabajo con agua hasta 75cm.de altura, no me quedó otra que hacer horas extras hasta que todo volviera a la normalidad para poder continuar con el ritmo de trabajo en estas fechas. Pero este tiempo está loco y continúa lloviendo en abundancia.

Hoy he tenido un respiro y me he podido meter en la cocina, cosa que me relaja bastante y me evade de la rutina diaria. Desde hace mucho tiempo quería hacer roscos de vino, ya los había hecho hacía tiempo cuando hice el curso de pastelería y cocina, pero en casa nunca los había hecho. Así que a pesar de la contractura cervical que padecía me quise entretener en este delicioso dulce típico de la Navidad. Es un dulce muy sencillo de hacer y con muy pocos ingredientes. Mejor están si los comemos de un día para otro y por la sencillez en su elaboración creo que no volveré a comprar mas roscos de vino.

Con estos ingredientes pueden salir unos 30 roscos aproximadamente, bastante bien para degustarlos y no caer en el abuso de tanto dulce navideño.

roscos de vino14

Ingredientes:
-500gr. harina fuerza
-195gr. de manteca
-100ml. de vino blanco
-1 cuchara de matalahúva o anís en grano
-1 cucharita de canela en polvo
-150 gr. de azúcar glass (para decorar)

 Para hacer el almíbar:
 -250 gr. de azúcar
 -60ml. de agua
-un chorreón de vino blanco

roscos de vino 12  
Preparación:
Preparamos el almíbar para tenerlo casi frío a la hora de bañar los roscos. Para ello llevamos a fuego medio en un cazo, el agua, el azúcar y el vino. Lo dejamos hervir aproximadamente 10 minutos. Retiramos del fuego y reservamos.

Luego trabajamos la manteca con las manos, amasándola hasta ablandarla. Cuando ya esté maleable le vamos echando la harina. La harina deberá estar más o menos integrada con la manteca cuando le echamos el resto de ingredientes: el vino, la canela y el anís en grano. Continuamos amasando hasta obtener una masa homogénea y compacta que no se nos pegue a los dedos. La masa obtenida la dejamos reposar en la nevera, cubierta con papel film.

Calentamos el horno a 220º

Sacamos la masa de la nevera y espolvoreamos ligeramente una superficie lisa con un poco de harina. Estiramos la masa con un rodillo, dejándola lisa y más o menos de unos 5cm. de grueso. Cortamos con un cortapasta redondo la parte de fuera y con otro cortapasta más pequeño la parte interior. Los colocamos en la bandeja del horno, la cual hemos cubierto con papel vegetal, y lo llevamos a hornear durante 15 minutos.

Una vez los tengamos horneados los dejamos enfriar. Una vez frío los introducimos dentro del almíbar que habíamos reservado, sólo bañarlos y sacarlos. Los vamos colocando sobre una rejilla para espolvorearlos con el azúcar glass (debe estar tamizada). Le damos la vuelta al rosco sobre la misma rejilla y volvemos a espolvorear con el azúcar. Ya tenemos listos los roscos. Si los dejamos reposar por unas horas están mucho mejor.

roscos de vino 10 roscos de vino 13 roscos de vino 11 La parte interior que le quité a los roscos, la dejé tal cual y le hice el mismo procedimiento que a los roscos, quedán como ricos bocados de vino. Si se quiere en vez de dejarlos así se pueden ir uniendo con las otras sobras y seguir formando los roscos.

Añadir que en esta ocasión las fotos son de mi marido y el tapete rojo es un regalo de un familiar y seguidora de esta página. Un tapete muy bonito y acorde para presentar este dulce tan rico. Gracias.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly