viernes, 13 de febrero de 2015

Galletas amore

Como tenemos tan cerca el día de San Valentín he hecho unas galletas muy fáciles con forma de corazón, para la ocasión. Las he llamado así para que se identifiquen con esta fecha.

Son unas galletas con dos sabores, chocolate y vainilla con un ligero toque de jengibre que le aporta un punto picante y aromático.

Siempre he dicho que me gusta hacer galletas, pues cunden un montón y son muy sencillas de hacer. Así que todavía estás a tiempo de prepararlas para consumirlas mañana tanto al desayuno como la merienda, estas galletas están de vicio.


Ingredientes:
-250 g. de harina simple
-1 cucharita de levadura en polvo
-1/4 de cucharita de sal fina
-1/4 de cucharita de jengibre
-80 g. de azúcar moreno
-1/2 cucharita de ralladura de limón
-1 huevo
-1 cucharada de leche entera o semidesnatada
-1 cucharita de escencia de vainilla
-100 g. de mantequilla a temperatura ambiente
-2 cucharitas de cacao en polvo
-1 cucharada de brandy
-azúcar glas para decorar

 Ingredientes:
Forramos dos bandejas de horno con papel vegetal o papel de horno.

Juntamos la harina con la sal, la levadura y el jengibre. La pasamos por un cedazo para tamizarla y la ponemos en un cuenco. Ahora añadiremos el azúcar, la ralladura del limón, el huevo ligeramente batido, la leche, la vainilla y la mantequilla cortada en dados. Mezclamos hasta conseguir una masa blanda y algo pegajosa. Enharinamos una superficie para trabajar la masa y tiramos la masa para trabajarla hasta que no se nos pegue a las manos. Una vez tenemos la masa preparada, formamos una bola y la cubrimos con papel film. La dejamos en el frigorífico durante 20 minutos.

Precalentamos el horno a 180º.

Sacamos la masa de la nevera y la dividimos en dos. Cogemos uno de los trozos para trabajarlo sobre una superficie enharinada y la otra la dejamos enrollada en el papel. A la masa que vamos a trabajar le pasamos un rodillo y vamos estirándola hasta que consigamos una masa de 3mm de grosor más o menos. Con un cortapasta en forma de corazón cortamos corazones, la misma cantidad grandes que de pequeños. A la otra masa que teníamos reservada, le añadimos el cacao y el brandy, amasamos bien para que nos quede una masa de sabor chocolate y procedemos de igual manera que la anterior: Estiramos la masa y cortamos tantos corazones grandes, como pequeños.

Cuando ya tengamos todos los corazones grandes y pequeños cortados, vamos cogiendo un corazón grande de vainilla y otro de chocolate pequeño que pondremos encima y así susesivamente con los otros, cambiando los colores.

Las vamos colocando en las bandejas de horno que teníamos preparadas y llevamos al horno durante 13 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. No debemos olvidar que las galletas saldrán algo blandas del horno pero a medida que se van enfriando se van endureciendo. Una vez tengamos las galletas frías las espolvoreamos ligeramente con el azúcar glas.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly