jueves, 4 de febrero de 2016

Ensalada de canónigos con mousse de higos y aliño de miel de palma

En cualquier época del año una ensalada viene muy bien. Las ensaladas son muy versátiles, podemos hacer innumerables combinaciones, añadir frutos secos, algunas carnes, etc.

Esta ensalada tiene un poco de elaboración pero su sabor es muy particular por los diferentes ingredientes que se han utilizado. También podemos cambiar por otros ingredientes, siempre buscando los que se adapten más a nuestros gustos.

Ensalada de canónigos con mousse de higos1

Ingredientes:
-200 gr. de canónigos
-100 gr. de queso blanco tierno
-1 tomate de ensalada
-50 gr. de membrillo cortado en dados pequeños
-80 gr. de higos pasados
-30 gr. de millo tostado (o kikos) triturado
-licor o ron blanco
-100ml de nata para montar
-Sal y pimienta
-1 remolacha
-Miel de palma
-Unos granos de comino
-Aceite de oliva virgen

Elaboración:
Empezamos a hacer una crema con la remolacha que podemos dejar en un biberón y dejarla en la nevera unos días para posibles decoraciones o aliños. Ponemos media remolacha en la batidora con 50ml de aceite de oliva, un pellizco de sal y una cucharada de agua de la remolacha, procedemos a triturar todo hasta conseguir una textura algo densa para decorar. Introducimos en un biberón y reservamos.

Ponemos a macerar los higos pasados con el licor o el ron unos minutos. Pasados el tiempo trituramos y mezclamos con la nata que iremos echando poco a poco para conseguir una especie de mousse y le damos forma de bolas. Ponemos en la nevera hasta el momento de montar el plato.

Cortamos el queso en cuadrados de 1 cm aproximadamente. Pelamos el tomate y cortamos de igual modo que el queso. En un almirez machacamos los cominos y le añadimos un poco de aceite oliva virgen. Con la mezcla de aceite y comino dejamos macerar unos doce minutos el queso y el tomate.

Lavamos los canónigos y centrifugamos para quitarle el exceso de agua o bien dejamos escurrir bien en un colador.

Montamos la ensalada. Con la salsa de remolacha dibujamos unas rayas en la fuente de servir. En un extremos del plato pondremos un aro metálico  y dentro de él pondremos unas hojas de canónigos, continuamos con unos cuadritos de membrillo y un poco de millo triturado. Volvemos a repetir, hasta llegar a lo alto del aro. En el otro extremo de la fuente y con la ayuda de otro aro vamos intercalando los trozos de queso y tomate escurridos de la maceración.

Al líquido sobrante de la maceración de cominos le añadimos un poquito más de aceite de oliva y la miel de palma y emulsionamos hasta integran bien los ingredientes. Con esta mezcla bañamos toda la ensalada, tanto el queso con el tomate, como los canónigos con el membrillo y millo. Ponemos las bolitas de higo y terminamos con la presentación.


Ensalada de canónigos con mousse de higos2
Ensalada de canónigos y mousse de higos 3 Ensalada de canónigos con mousse de higos
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly