miércoles, 13 de julio de 2016

Cremoso de chocolate negro

No había hecho un postre que englobara tres elaboraciones diferentes con postres diferente y de texturas diferentes. Queda muy bonito presentado en un plato, tres postres en uno.

Si somos de preparar postres a lo largo de la semana podemos hacer estos tipos de combinaciones. Yo esta vez aproveché que tenía unos financier que habían sobrado de unos días antes  y había hecho una espuma de yogur para otras elaboraciones y también sobró, así que entre una cosa y otra presenté este postre.

No es nada complicado, si seguís leyendo veréis lo sencillo que resulta. Así que empezamos con la preparación.

Cremoso de chocolate con crujiente de yogur (2)

Ingredientes: 
Para el cremoso de chocolate:
-250 ml. de leche
-25 gr. de azúcar
-3 yemas de huevo
-200 g. de chocolate de cobertura negra

Para el canutillo de masa filo y yogur
-Masa filo
-250 gr. de yogur griego ( 2 yogures)
-90 gr. de nata para montar
-Hojas de hierbabuena o menta
-50 gr. de azúcar
-2 cargas de sifón

Coulis de frutos rojos
-100 gr. de azúcar
-100 gr. de agua
-10 ml de zumo de limón
-125 gr. de frutos rojos

Financier: los ingredientes y elaboración aquí: FINANCIER

Elaboración:
Empezamos con el cremoso, porque es la elaboración que más tiempo llevará. Hervimos la leche. Le añadimos las yemas y el azúcar, batimos bien y calentamos a 85ºC removiendo continuamente. Sabremos que ha alcanzado en punto cuando espese ligeramente y nape la espátula. Vertemos ahora la cobertura y removemos hasta que el chocolate se disuelva totalmente. Enfriamos  y reservamos 12 horas en el frigorífico

Lo segundo será el coulis para conservarlo en frio. Con el agua, el azúcar y el zumo de limón hacemos un almíbar. Pondremos todo a fuego medio hasta que alcance el punto de ebullición y veamos que se forma sobre la superficie muchas burbujas pequeñas. Trituramos los frutos rojos y lo añadimos al almíbar, dejamos que vuelva a alcanzar el punto de ebullición, manteniéndolo en el fuego unos cinco minutos. Retiramos del fuego y colamos, dejamos enfriar y conservamos en la nevera.

Lo siguiente que preparamos es la espuma de yogur. Para ello infusionamos la nata con la hierbabuena. Pondremos la nata al fuego y le introducimos las hojas de menta, dejaremos hervir. Una vez alcanzado el punto de ebullición retiramos y dejamos templar. Retiramos las hojas de menta le añadimos el yogur y el azúcar, mezclamos  para integrar bien los ingredientes. Introducimos la mezcla en un sifón y le pondremos dos cargas. Conservamos en frío hasta el momento de montar el plato.

Si no disponemos de sifón, bastara con infusionar la nata como he explicado anteriormente y luego la dejamos en la nevera de un día para otro. Al siguiente día montamos la nata junto con el yogur y el azúcar y listo.

Extendemos la masa filo y la pincelamos con mantequilla. La enrollamos sobre el mango de un batidor para darle la forma de cilindro. Precalentamos el horno a 200º e introducimos el batidor con la masa filo durante 15 minutos aproximadamente, hasta que empiece a dorarse. Sacamos del horno y aún en caliente y con ayuda de un paño, giramos suavemente el cilindro y desmoldamos del batidor. Reservamos

Y ahora vamos con el emplatado. Pondremos el coulis formando dibujos en el fondo del plato. Los canutillos los rellenamos con la espuma de yogur y lo colocamos en un extremo, ayudandonos de un poco de cremoso para mantenerlo de pie. Formamos una quenefa con ayuda de dos cucharas humedecidas en agua caliente y la colocamos en el centro y terminamos en el otro extremo con un financier.

La receta es un poco larga, pero todas las elaboraciones las podemos tener preparadas previamente.


Cremoso de chocolate con crujiente de yogur (1) Cremoso de chocolate con crujiente de yogur
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly