sábado, 4 de febrero de 2017

Crema de coliflor y ajos negros con tomates confitados

Para esta época del año viene muy bien los platos de cuchara, un plato como esta crema de coliflor. En este recetario puedes encontrar la crema básica de coliflor con sal de jamón ibérico, pero esta vez le aportamos a la crema el ajo negro.

El ajo negro es el ajo común sometido a un proceso de maduración que le confiere este color, la textura y sabor que lo caracteriza. Durante el proceso el ajo común es sometido a unas condiciones de temperatura, humedad y tiempo necesarias hasta alcanzar la maduración.  En cuanto a su sabor resulta más suave y menos intenso que el ajo común, es más fácil de digerir.

Introduciendo el ajo negro en la crema, hace que cambie el color del plato y distorsiona el sabor característico de la coliflor, acompañado con unos tomates confitados, obtendremos un plato muy apetecible, aptos para grandes y pequeños.

1


Ingredientes:
-1 kg. de coliflor
-40 gr. de mantequilla
-150 gr. del blanco del puerro
-2 papas medianas
-1/2 l. de leche
-2 dientes de ajo negro
-Aceite de oliva
-100 ml de nata para cocinar
-2 tomates maduros
-orégano fresco
-Sal y pimienta blanca

Elaboración:
Ponemos un cazo al fuego con la mitad de agua y la mitad de leche para blanquear la coliflor. Cuando estos ingredientes empiecen a hervir introducimos la coliflor y la dejamos cocinar durante 5 minutos.

En otro cazo pondremos la mantequilla y un poco de aceite, troceamos lo blanco de puerro y lo introducimos en el cazo, dejamos pochar a fuego medio hasta que esté muy blando, aproximadamente unos quince minutos. Añadimos las papas peladas y troceadas, la coliflor escurrida de su cocción y cubrimos completamente con agua. Dejamos cocinar durante unos 20 minutos. Agregamos entonces el ajo negro, salpimentamos y dejamos un poco para decorar si queremos. Una vez pasado el tiempo de cocción trituramos todo el conjunto y pasamos por un chino para obtener una crema más lisa. Añadimos un poco de nata para hacerla más cremosa.

Por otro lado escalfamos los tomates, pondremos agua a hervir. A los tomates le hacemos un corte superficial en la base en forma de cruz. Cuando el agua empiece a hervir introducir los tomates y dejamos unos cinco minutos en el agua. Pasado su tiempo de cocción retiramos del agua y dejamos templar para poderlos manipular. Cortamos en cuartos y retiramos las semillas y la piel. Precalentamos el horno a 90-100º. Ponemos los tomates limpios sobre una bandeja de horno y rociamos con el aceite de oliva, un poco de sal y orégano. Dejamos confitar en el horno a 100º unos minutos.

Servimos la crema en un plato sopero con los tomates confitados por encima y el ajo negro troceado.


2 3 Receta del Aula de cocina del espacio culinario de Santi Evangelista
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly