miércoles, 22 de febrero de 2017

Maki de arroz con leche y dulce guayabo

Hoy nos hemos pasado a la cocina japonesa. Si, pero convertida en algo dulce, nada de pescado crudo,  pero si con arroz.

Seguro que habéis oído hablar del maki y del sushi. Los dos son platos típicos japoneses pero tienen su diferencia, el maki está elaborado con pescado crudo, arroz y envuelto en una alga llamada Nori, por el contrario el sushi no va envuelto. Por eso he simulado un maki con un crep de menta que sustituye el alga pero lo he rellanado con un arroz con leche y en vez de pescado le he puesto un poco de dulce guayabo.

La combinación espectacular, con diferentes textura . Es una receta un poco laboriosa pero no complicada, por lo que les animo a probarlo.

1

Ingredientes:
Para los creps:
-125 gr. de harina 
-250 ml de leche
-2 huevos M
-25 gr. de mantequilla
-1 cucharada de azúcar
-1 manojo de menta
-Colorante verde

Para el arroz con leche:
-125 gr. de arroz de grano redondo
-750 ml. de leche entera
-75 gr. de azúcar
-1 palo de canela
-2 hojas de gelatina
-la corteza de un limón
-50 gr. de dulce guayabo

Para el coulis de frutos rojos:
-100 gr. de frutos rojos
-75 ml. de agua
-75 gr. de azúcar

Elaboración:
Empezamos con los creps. Ponemos la leche a calentar junto con la menta, dejamos que alcance el punto de ebullición. Una vez haya hervido trituramos la menta con la leche, colamos y dejamos enfriar.
Por otro lado cernimos la harina, hacemos un hueco en el centro e incorporamos los huevos y el azúcar, mezclamos con la ayuda de unas varillas y cuando ya se hayan integrado estos  ingredientes le echamos la mantequilla en pomada y un poco de sal, continuamos mezclando. Ahora vamos incorporando la leche infusionada poco a poco, sin dejar de batir hasta conseguir una mezcla homogénea. Esta masa la ponemos en una jarra y la dejamos reposar durante media hora a temperatura ambiente, si la queremos dejar de un día para otro mejor guardarla en el frigorífico.
Pasado el tiempo de reposo, volvemos a remover la mezcla un poco. Ponemos una sartén al fuego y le añadimos un poco de mantequilla, cuando la mantequilla esté derretida incorporamos un cucharón de la mezcla y removemos la sartén para extender la masa, dejamos que se dore durante un minuto aproximadamente, le damos la vuelta con la ayuda de una espátula y dejamos cocinar por el otro lado unos segundos. Seguimos repitiendo esta misma operación hasta acabar con la masa.
Cuando tengamos las creps hechas las cortamos en tiras de unos 3 cm. de ancho y reservamos.

Preparamos el arroz con leche:
Ponemos un caldero con agua al fuego y llevamos a ebullición. Una vez empiece a hervir introducimos el arroz y cuando vuelva a hervir de nuevo contaremos 4 minutos, después retiramos de fuego y escurrimos el agua.
En otro caldero pondremos la leche, la piel del limón (sólo lo amarillo ya que lo blanco amargará) y los palos de canela, añadimos el arroz y dejamos cocinar a fuego lento, dándole vueltas de vez en cuando para que suelte todo el almidón. Pasado unos diez minutos aproximadamente, le añadimos el azúcar y continuamos la cocción por espacio de otros diez minutos más, hasta que este cocido el arroz y se haya ligado con la leche de forma cremosa. Cuando empiece a espesar ligeramente lo retiramos del fuego y le añadimos la gelatina previamente hidratada.

Cogemos tiras de papel de aluminio de unos 15cm de ancho, lo doblamos a la mitad, después a la mitad y otra vez a la mitad con esto haremos unos cilindros de unos 3 o cuatro centímetros de alto. Cogemos una bandeja, la cubrimos con papel film y depositamos los cilindros encima. Estos cilindros los rellenamos con el arroz con leche, le ponemos unos trocitos de dulce guayabo por ambos lados  y lo llevamos al congelador hasta que endurezcan (mejor de un día para otro).

Retiramos el papel de aluminio y tendremos unos cilindros de arroz con leche congelados. Cada cilindro lo enrollamos sobre las tiras de creps que habíamos reservados, apretando un poco para que quede bien sellado.

Por último haremos el coulis, ponemos al fuego el agua y el azúcar cuando empiece a hervir le incorporamos los frutos rojos y dejamos cocinar a fuego lento hasta adquirir una mezcla densa. Colamos e introducimos en un biberón (el coulis lo podemos tener preparado previamente)

Montamos el plato haciendo dibujos con el coulis dos makis y unas hoja de menta.


2 3
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly