sábado, 18 de marzo de 2017

Pionono andaluz

En España se le da este nombre a un tipo de pastel pequeño compuesto de una lámina fina de bizcocho enrollado formando un cilindro, emborrachado con algún tipo de liquido muy dulce que le da una textura agradable y fresca, coronado con una crema tostada. Puede resultar un pastel un poco empalagoso, pero muy apetecibles, se suele comer de uno o dos bocados. Se dice que este tipo de pastel se elabora tradicionalmente en Santa fe, una población cercana a la ciudad de Granada en España.

Según me he informado he podido saber que el nombre fue dado en honor al papa Pío IX. Le he dado un toque personal, saliéndome un poco de lo que es la receta original, sólo porque me gustan los sabores cítricos y como es un dulce dulzón quería contrarestar con ese punto de acidez.

Debo hacer mención, que la presentación de este dulce, la he hecho en un plato de pizarra obsequio de Platos en pizarra, una Empresa Sevillana que pone a su disposición su página para poder escoger y adquirir platos como este. Les invito a entrar en este enlace: Compra online , entrega rápida y productos de calidad. Entra y prueba.

2
 

Ingredientes:
Para el bizcocho:
-4 huevos
-100 gr. de azúcar
-1 cucharada de miel
-1 limón
-90 gr. de harina
-1 pellizco de sal
-1 cucharita de café de canela

Para la crema pastelera:
-2 huevos
-1 naranja
-500 ml. de leche
-50 gr. de azúcar
-125 gr. de azúcar

Para el almíbar:
-100 gr. de agua
-100 gr. de azúcar
-3 cucharadas de licor de naranja

Elaboración:
Empezamos haciendo el bizcocho. Ponemos en un recipiente los huevos junto con el azúcar y batimos hasta que haya incrementado el volumen y tengamos una mezcla aparentemente blanca. Le añadimos la miel, la ralladura de un limón y por último cernimos la harina sobre la mezcla, de dos veces, para terminar  mezclando con movimientos envolventes.
Forramos la bandeja del horno con papel vegetal y pintamos ligeramente con un poco de aceite vegetal. Escudillamos la masa sobre el papel, movemos bien la bandeja con el propósito de que la masa quede por todas partes iguales y muy fina. Precalentamos el horno a 240º. Metemos la bandeja en el horno a altura media y dejamos cocinar durante cuatro minutos.
Humedecemos un paño de cocina, ponemos el bizcocho con su papel sobre el paño y enrollamos por la parte mas corta y luego lo cubrimos con el paño húmedo. Reservamos.

Hacemos el almíbar. Ponemos en un cazo el azúcar y el agua, dejamos al fuego medio hasta que hierva, aproximadamente cinco minutos y le añadimos el licor. Reservamos.

Ponemos en otro cazo la leche junto con la piel de naranja y llevamos a ebullición. Por otro lado mezclamos los huevos junto con el azúcar, le añadimos la maicena, incorporamos bien los ingredientes. Vertemos un poco de leche para equilibrar las temperaturas, mezclamos y terminamos de incorporar la leche. Volvemos a llevar al fuego hasta que espese sin dejar de remover, durante 2 o tres minutos. Ponemos en una bandeja amplia, rallamos la naranja y tapamos con papel film hasta que se enfríe.

Desenrollamos el bizcocho y bañamos con el almíbar, por la parte más tostada, luego cubrimos con una fina capa de crema pastelera y volvemos a enrollar, quitando el papel adherido al bizcocho. Cortamos en cilindros de aproximadamente tres centímetros. El resto de la crema pastelera la ponemos en una manga y hacemos rosetones sobre el bizcocho, le echamos azúcar y quemamos con un soplete, lo ideal sería quemarlo con una plancha.

Ya lo tenemos listo para consumir


1
 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly