lunes, 17 de abril de 2017

Tarta de requesón y fresas

Aprovechando que aún estamos en época de fresas, vamos a emplearlas en una rica tarta. Una tarta muy fresca de textura cremosa.

Hemos partido de otra elaboración anterior, dónde hemos hecho una tarta de requesón, una tarta jugosa con un ligero sabor a limón, acompañada de un almíbar con frutos rojos. Esta vez hemos incorporado la fruta a la tarta, teniendo el resultado que les presento a continuación.

1

Ingredientes:
Base:
-150 gr. De galletas tipo María
-50 gr. De azúcar
-1 cucharada de cacao en polvo
-75 gr. De mantequilla

Relleno:
-4 huevos tamaño L
-100 gr. De azúcar
-50 gr. De leche condensada
-300 gr. De requesón tipo quark o similar
-La ralladura de un limón

Cobertura:
-250 gr. de fresas
-1,5 gr. de agar agar
-400 gr de agua
-Chocolate rallado (opcional)

Elaboración:
Trocear las galletas y triturarlas bien, verterlas en un cuenco, agregar la mantequilla, el azúcar y el cacao en polvo. Mezclarlo todo bien y cubrir con esta mezcla la base de un molde desmontable, apelmazándola bien.

Batir los huevos junto con el azúcar. Agregar la leche condensada, el requesón desmenuzado y la ralladura del limón. Cuando esté bien homogéneo, verter en el molde, encima de la galleta. Introducir en el horno, previamente calentado, a temperatura media (180º) durante 20 o 25 minutos, hasta que esté cuajada. Retiramos del horno y dejamos enfriar.

Una vez fría rodeamos la tarta con una lámina de acetato si no tenemos le colocamos un papel vegetal doblado y que sobresalga unos cuatro dedos, trabamos bien para cuando incorporemos el agar agar no se abra. Cubrimos toda la superficie de la tarta con las fresas enteras. Vamos alternando los diferentes tamaños para que queda una tarta vistosa.

Preparamos el agar agar. Ponemos en un recipiente el agua y el agar agar, removemos y llevamos al fuego, continuamos removiendo suavemente para que el agar se valla al fondo. Una vez empiece a hervir contamos dos minutos mas y retiramos. Dejamos templar.

Una vez tengamos la gelatina casi a temperatura ambiente la vamos dejando caer sobre las fresas, no moveremos la tarta hasta que la gelatina empiece a endurecer, en ese momento la conservaremos en la nevera hasta el momento de servir. Podemos espolvorear con un poco de chocolate rallado.

Buen provecho


3
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly