miércoles, 1 de noviembre de 2017

Dulce de membrillo y aperitivo

Aprovechando que me habían regalado unos membrillos y antes que fuera demasiado tarde para poderlos aprovechar, me decidí a hacer dulce de membrillo, un dulce muy usado para entrantes, acompañado de queso, para untar en el pan para el desayuno o con galletas.

Entre algunas características del membrillo podemos destacar su escaso contenido de azúcares pero que se incrementa al convertirlo en dulce. Su contenido nutritivo apenas destacan vitaminas y minerales, salvo el potasio y cantidades discretas de vitamina C. Entre sus propiedades destacamos la abundancia en fibra, además contiene un ácido orgánico que forma parte del pigmento vegetal que proporciona sabor a la fruta,con propiedad desinfectante.

Era la primera vez que hacía este dulce y quizás necesitaba algo más de fuego para hacerlo más compacto. Pensé que al enfriarse cuajaría mas, no quedó muy compacto pero muy fácil de untar y con un sabor muy intenso.

Dulce de membrillo
Ingredientes:
-1 kg. de membrillos
-0,800 gr. de azúcar
-1 c/p de agua de azahar

Elaboración: 
Lavamos muy bien los membrillos. Los introducimos en un recipiente con agua que los cubra y los ponemos al fuego hasta que alcancen el punto de ebullición. En este momento bajamos el fuego y dejamos cocinar durante unos cuarenta y cinco minutos. Pasado ese tiempo los escurrimos del agua, ponemos a enfriar considerablente hasta que podamos manipularlos para quitarle la piel y las semillas interiores.

La pulpa la cortamos en trozos pequeños y la ponemos en un caldero amplio, le añadimos el azúcar. Volmemos a llevarlo a fuego medio bajo, removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo. Cuando lleve diez minutos al fuego, retiramos un segundo y trituramos con la ayuda de una batidora de brazo, volvemos a llevar al fuego y continuamos removiendo de vez en cuando durante una hora y media aproximadamente. Sabremos que ya el dulce está preparado si ponemos la cuchara de madera de pie en el centro del caldero y no se cae. En este momento le añadimos el agua de azahar y dejamos unos cinco minutos más.

Ponemos el dulce resultante, en tupper rectangulares, bajos y los tapamos. Conservamos en la nevera para que coja cuerpo.

Aparte de untarlo en pan para el desayuno, podemos preparar un entrante, algo más pequeño que el de foto, ya que este dará para dos personas. Para ello utilizamos un aro redondo, cortamos un trozo de queso fresco, ponemos dulce membrillo encima y terminamos con otro trozo de queso. Apretamos con una cucharilla y retiramos el aro, decoramos con una roseta de membrillo y algo de hierbabuena.

Dulce de membrillo
Dulce de membrillo
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Printfriendly

Printfriendly